sábado, 25 de diciembre de 2010

LoveU

Esto fue amor a primera vista y solo tú y yo entendemos lo grave de que seamos mutuamente un amor platónico. Lo dañino de amarnos en la distancia sin que uno sepa de la existencia del otro. Sin que el otro pueda sentir lo que siente el uno.

te admiro como si fueras lo único que puedo admirar sobre la faz de la Tierra, mi religión.

jueves, 23 de diciembre de 2010

40 El Musical

Vuelve la ilusión, vuelven las ganas, vuelve el sueño: 40 el Musicalte hace volver a creer. Completamente repetible, absolutamente recomendado, realmente enérgico.

Una ilusión realizada, grande Gisela, y todo el elenco. Noche enorme, noche de éxitos, noche de "hoy me olvido de mis problemas". Noche que va a repetirse, más de una vez, dentro de muy poco.

___________________________________

Y sí, por fin ha llegado ese 22 de Diciembre tan esperado: Volvimos a vibrar con 40 El Musical. Me ha hecho falta disfrutar por segunda vez de él para darme cuenta de cosas que la primera vez no había visto. Desde la fila 5 de la platea donde estaba sentada la primera vez que fui, no se apreciaba el juego de luces sobre el suelo del escenario, cosa que desde la fila 13 del primer piso, sentada junto a una de mis mejores amigas si se aprecia. Y ese juego de luces le da un toque mágico a cada canción. Y digo sentada junto a una de mis mejores amigas como podria haber dicho de pie y sin parar de cantar: porque 40 El Musical te llena de vida, te impulsa, te renueva; y eso es verdaderamente extraordinario. De nuevo, mil gracias a todo el elenco. Y también, de nuevo, Gisela: gracias.

martes, 21 de diciembre de 2010

Este fin de año...


Envíame al olvido como si fuera una postal de Navidad, amor, pero no lo hagas sin antes besarme. No soportaría acabar el año sin tener gusto a ti, sin sentir tu nariz contra la mía, sin acariciarte y estirarte el pelo mientras me besas, sin abrazarte después.

Pese a todo hazme caso: envíame al olvido; yo ya lo he hecho. Así podremos volver a vivir juntos los dos para siempre.




Feliz Navidad, Merry Chistmas, Frohe Weihnachten, Bon Nadal, 圣诞节快乐, Joyeux Noël, Καλά Χριστούγενν, Buon Natale, Wesołych Świąt.
Y más idiomas que Google traductor no me proporciona, hasta pronto o mejor dicho: see you later.

martes, 30 de noviembre de 2010

Hoy ha sido uno de esos días...

en los que te das cuenta de que el miedo en esta vida es solo un impedimento que fácilmente puede superarse. Uno de esos días en los que te das cuenta que lo que tiene que guiarnos en esta vida es la valentía. Adiós a tener miedo, adiós al temor del que dirán, al cómo y cuándo acabará. Adiós al pensar que esta mala racha no la voy a poder superar.
Hoy ha sido uno de esos días en los que hubiera sido preferible no incorporarme de mi cama y seguir durmiendo todo el día; aunque, si no me hubiera levantado, no hubiera caído la venda que tapaba mis ojos. Uno de esos días curiosos que borraré del calendario.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Con dos tacones


Tú deberías saber que yo siempre he sido de Coco Chanel y no de Co-cocinar.
Carrie Bradshaw.


Año tras año, las veinteañeras vienen a la ciudad de Nueva York en busca de las dos letras: E de etiquetas y A de amor. Hace veinte años, yo fui una de ellas. Como me deshice del frenesí de las etiquetas muy pronto... decidí concentrarme en el amor.
Sarah Jessica Parker.


Ayer, sobre las dos de la mañana, me entraron unas ganas tremendas de disfrutar sin moverme de la cama. Abrí el portátil y puse Sexo en Nueva York 2 a reproducir. A partir de ahora, me declaro completamente enamorada de Carrie Bradshaw, de su vestidor y de sus Manolo Blahnik. Enamorada de lo idílico que comporta el modus vivendi neoyorquino y ante todo, enamorada de la filosofía de vida que emana Sexo en Nueva York en su conjunto.
Le estaré, señor Michael Patrick King, eternamente agradecida por crear un algo con lo que todas las mujeres a nivel mundial nos sentimos identificadas.
Porque entre nosotras, hombres, nos entendemos.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Tú, tus labios y tú.

Eran tus labios, finos, los únicos que encajaban con los míos.
Mi saliva solo fluía al saborear la tuya.
Tu ritmo era mi ritmo. Mi ritmo era tu ritmo.
Los latidos de mi corazón, golpes en tu pecho.
Tus pasos en distancias cortas eran agonía para mí.
Clandestino, oscuro, cauto, impúdico. Casi desagradable.
Mi piel erizada al entrar en contacto con tu piel, cumbres ha superar, barreras a derruir.
Tus manos frías en mi espalda. Tus dedos caminando por mi piel. Tus ojos en mis ojos, tu mano en mi cara y mis labios en los tuyos abren paso a la madurez.
Tus ganas con las mías, tu piel con mi piel.
Tu vida en la mía. Tu vida.
Anónimo.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Otoño

El día se hace noche con facilidad, no se tiene respeto alguno por la luz. Caen las hojas y de nuevo la grava se vuelve un prado amarillento y resbaladizo. Me gusta caminar sobre él, solo me llama la atención por la tendencia que tengo a caer o dejarme caer, mas también por la tendencia a levantarme o dejarme levantar. Ha pasado Noviembre, ha llegado Diciembre y tú no estás.
Desde hace ocho años escribo historias sobre amigos que se besan, sobre callejones, sobre tendencias suicidas, sonrisas maléficas y lágrimas. Sobre un pulmón en mi pecho que tan solo con tu aire respiraba. El otro lo guardaba sin utilizar por si algún día lo necesitabas.
Sueños y pensamientos de niña inocente, quizás.
También he escrito sobre prados verdes, sobre caballos galopando libres luchando contra viento y marea. Días soleados, paisajes idílicos con los que he soñado, con los que tú soñabas. He escrito y divulgado que amo el Otoño, que me recuerda a ti. Prometí no llorar e iluminar siempre el mundo con el color de mis ojos. Mirando al frente, afrontando lo que venga.
Prometí que iba a cambiarlo para ti y que lo haría sin molestarte, sin pedirte ayuda. Que un día como otro cualquiera tú abrirías los ojos al despertar y todo sería diferente, completamente dedicado a ti. Pero el día que yo creé ese mundo tú no despertaste con él. Había pasado Noviembre, había llegado Diciembre y tú ya no estabas allí. Las hojas cayeron contigo, el día se apagó contigo. Dejé de escribir sobre prados verdes porque se volvieron amarillos al instante. Mis ojos dejaron de iluminar al mundo y comenzaron a inundarlo. El color y la vitalidad murieron de golpe. Se apagaron un 22 de Diciembre cuando el respeto por la luz se perdió en un suspiro. Cuando dejaron de importar mis promesas y tuve que desembalar un pulmón para volverme a dar la vida porque parte de ella te la llevaste contigo.
Nunca se olvida a quien debes sueños e ilusiones de niña: cabeza alta jovencita, no lo olvides nunca.

viernes, 15 de octubre de 2010

De-la-fé

Pescar un gran pez, hacerme un vatido, subir la persiana y encontrarme contigo. Hacer el amor después de la tormenta, tumbarme en la arena, una cerveza fresca. Bañarme en el mar, bailar de verbena. Perder el tren, perder la cabeza, encontrar una sonrisa y perderme en ella. Hacer la compra, comprar una botella, beberla en pareja y jugar bajo la mesa. Leer un libro que me quepa en el bolsillo, bajar piñones, comer macarrones; hacerme el despistado en las reuniones.
Mirar tres capitulos seguidos de una serie, jugar al "guitar heroe" y hacerme el puto héroe. Tachar un calendario, subirme a un escenário, andar por tu barrio, esconderme en un armario, subir tu salario emocional hasta un campanario. Y si, soy un solitario, un solitario del vocabulario y rimo todo con rio porque sonrio por no llorar. Hoy rio por no llorar, sonrio por no llorar...

domingo, 3 de octubre de 2010

Vista previa

Dicen que hay varios prismas desde los cuales puedes ver, de un modo u otro, la vida. Yo tan solo la veo de dos tamaños, de dos colores, desde dos perspectivas, según lo que me dicen dos posos de café.

La veo del tamaño de un rascacielos, formando sonrisas ayudándose de sus ventanales con ropa tendida que me guiñan un ojo al encontrarlos abiertos, jugando a esbozar sonrisas en la cara de los que vivimos en -y de- la imaginación. Me regala majestuosidad, me hace soñar con lo alto que quiero llegar cuando crezca. La veo vestida de blanco, decidida a llevar complementos verdes, azules, rosas o rojos -tonos claros, claro está-, desprendiendo luminosidad. Decidida a subirse a unos tacones, a hacer ruido al andar. Anclada en el pasado calzando unas “victoria’s” o mirando al frente, siempre presente, vistiendo pantaloncitos cortos; casual, moderna. Depende de la ocasión, depende de lo que reciba a cambio. Depende de si va a cambiar a lo largo del día mi destino, de si llueve o no. De si le veo o no.

Con solo un bolso al hombro más bien pequeño, sin llevar mucho equipaje por si en algún momento el viento sopla diferente, por si cambio el rumbo.

Mi arkhé me habla, me dice que por lo variable que soy podría ser veleta y lo que él no sabe es que yo nunca soy yo excepto cuando estoy dormida, que interpreto.

Que hago caso omiso de lo que me dice el primer poso de café de la jornada por qué no me augura un buen destino. Sin embargo, ese poso me conduce al último café -el cuarto o el quinto del día- que me dice literalmente que mis éxitos se verán recompensados a medida que avance.
Me entra la risa tonta y entonces me despierto. Me doy cuenta de que vivo en una vista previa, en un estreno continuo. En una lupa dividida en dos perspectivas: lo que veo cuando estoy despierta y lo que veo mientras duermo.

domingo, 19 de septiembre de 2010

...Sé que es más fácil tirar la toalla que echarle valor, pero aquí seguimos éste camino y yo a cuestas contigo.

Y tú a lo lejos. Y yo, en el olvido soñando contigo...

sábado, 18 de septiembre de 2010

Los mejores tesoros

Pisé el colegio para enfrentarme a mi último año en esos metros cuadrados. Recuerdo el primer día de colegio, lo sola que me sentía, aunque en realidad me estaba abriendo al mundo. Veía a muchísimos niños a mi lado, unos sonreían, otros lloraban y otros estaban totalmente serios, como yo. Salí al patio, miraba de un lado a otro, y no encontraba a mi madre, no estaba ahí para darme el desayuno, o simplemente para ver los dibujos animados conmigo. Se acercó una niña, me agarró de la mano y me llevó a jugar con ella. En aquel momento, había encontrado a una amiga, ahora lo pienso… y sólo era una compañera de colegio. Pasaban días y días con las mismas personas de siempre, unos se quedaban en el camino, otros te seguían acompañando. Lo mejor de estos años, ha sido encontrar a gente que realmente merece la pena, y eso es algo difícil. Levantarte un día y sentir unas ganas tremendas de estar en clase junto a mis compañeros, absorber todo lo que los profesores puedan enseñarme, reír junto a mis amigos… Sentirte privilegiada por tener lo que tienes es, sin duda, algo que no tiene precio. Y ahora, ahora estoy en la recta final. A punto de salir, de experimentar, de sentir cosas que jamás había sentido. Todo esto, se lo conté a una amiga que encontré en este colegio. Con la que comparto mi vida, mis aficiones y mis sentimientos. Una verdadera amiga, una chica de pelo castaño, ojos marrones pero llamativos y para mí, tiene la mejor sonrisa… Con ella, conozco la definición perfecta de la palabra amistad. Nos ha llovido encima de todo y de todas partes y seguimos juntas, pese a todo, juntas. Vive lejos, ya no estudia en el mismo colegio que yo y me saca unos años, pero aun así, sigue siendo mi mejor amiga. Puedo estar sin hablar con ella días, semanas o meses, pero tengo la certeza de que cuando la vea, todo será igual o mejor, nada habrá cambiado. En definitiva, los amigos, son lo que varios de mis amigos y yo considerábamos los mejores tesoros.
Andrea Hidalgo Martinez, parte de mi corazón.

domingo, 12 de septiembre de 2010

que nadie cuestione que la vida es algo realmente maravilloso...

Nil, 11/09/2010.

Kilian, 12/09/2010.

sábado, 11 de septiembre de 2010

No podem comparar una determinar preferència sexual amb una malaltia.

Les persones, en principi, som lliures d’actuar com volem: podem somriure o plorar, podem anar a poc a poc o corre, ens podem creure els altres o hi podem desconfiar, podem mentir o dir la veritat, ens podem respectar o menysprear. Les persones estem capacitades per pensar i actuar segons el nostre propi criteri sempre i quan respectem els altres. Per tant, la llibertat d’acció també inclou la llibertat d’expressió, la llibertat de premsa i, entre d’altres, la llibertat sexual.
La homosexualitat és una preferència o orientació sexual que es defineix con la interacció o atracció sexual, emocional, sentimental i afectiva que sent una persona d’un determinat sexe per una altra del mateix.

El terme homosexual va ser utilitzat per primera vegada al 1869 per Karl-Maria Kertbeny i des de aleshores cada cas conegut ha generat polèmica enfrontant dos bàndols: les persones que defensen que la homosexualitat és una tendència totalment respectable i els que defensen que és una malaltia mental similar a l’esquizofrènia o l’anorèxia i que s’ha de curar el més ràpid possible.

Miguel Núñez, metge i pastor, és partidari d’aquest últim punt de vista al·legant en la seva defensa que “La homosexualitat no és una cosa natural. Atenta contra tota concepció de les relacions entre persones i, a ulls de la bíblia, és un dels pecats capitals.”

Els que pensen així s’oposen completament a qualsevol mostra o forma d’homosexualitat i la condemnen sense tenir cura dels danys col·laterals.

L’altre punt de vista és més comprensiu i coherent: els que no veuen res dolent en el fet de que la preferència sexual d’un grup de persones sigui diferent a la dels altres, que la respecten i fins i tot la recolzen; en la meva opinió, com ha de ser. Al·legant en la seva defensa que, igual que no pots decidir de qui t’enamores, tampoc pots decidir si la persona que t’atreu és home o dóna.

Jo defenso aquest punt de vista perquè penso que és completament normal que una persona s’enamori d’una altre del seu mateix sexe perquè l’amor, com la llibertat, no té límits, ni cadenes, ni etiquetes, ni prejudicis; o en principi així hauria de ser. No hem cap al cap com algú, per molt religiós que sigui, pot comparar la homosexualitat amb una malaltia mental perquè si hi pensem, aquells que es posicionen a favor de tots el drets de l’home però alhora critiquen i condemnen la homosexualitat es contradiuen totalment: Si l’objectiu principal de les persones en aquesta vida és ser feliç i fer feliços als altres, perquè privar-la de formar-se, realitzar-se i mostrar-se com la persona que és? Al cap i a la fi, això és el que el donarà la felicitat.

PD: Como catalana que soy hoy, día 11 de Septiembre "Diada de Catalunya" la entrada será publicada en catalán. Si alguien está interesado en conseguir la entrada en Castellano que se ponga en contacto conmigo mediante el e-mail que aparece en mi perfil.

Un placer, como siempre, escribir para vosotros.

sábado, 28 de agosto de 2010

Reina en ella la elegancia, el estilo tejido a base de originalidad.

Un humor propio y un carácter marcado tras el que se esconde la bondad, la adicción que provoca y una admiración enorme.

Ella, con su porte y su buen ver, necesidad para mí.

En pocas palabras, Ana Milán.

sábado, 21 de agosto de 2010

Tengo

Siento algo de vértigo, se me desencaja la expresión y sudores fríos recorren mi cuerpo. Es miedo, pero incluso el miedo se asusta y desaparece con el tiempo; así que no me preocupa. ¿A quién quiero engañar?, claro que me preocupa, pero lo sobrellevo...

sábado, 14 de agosto de 2010

Quiero

Quiero subirme a un avión. Sentarme sobre sueños sin cumplimiento aparente o por lo menos cercano. Quiero sentir mariposas por todo el cuerpo, hasta en las uñas de los pies. Quiero pasear un día en pleno Septiembre y darme cuenta de que mi vida está cambiando, que la profesión que he elegido me hace muy feliz y compartirlo con esos pedacitos de mi esparcidos por el mundo. Quiero crecer sin dejar de ser niña, quiero cumplir años y sentirme cada día más cerca de la vida. Quiero disfrutar soñando, como hago desde niña, y ahora que voy a comerme el mundo sentir que día a día estoy más cerca de saborearlos. Quiero abrazos, de esos que me daba mi abuela, de los "apretaos". Y muchos besos, que al fin y al cabo en ellos reside el amor.
Quiero casarme para crear recuerdos y a los 80 años rememorarlos junto a ilusiones conseguidas y sobretodo vividas. Quiero tener hijos, tantos como pueda para sentirme viva fuera de mi. Por querer, quiero que algún día mi hijo me diga: Mamá, tienen que venir unos amigos a casa y me han pagado por ello. Quiero intimidad, aprenderme de carrerilla lo de yo-me-mi-conmigo. También quiero una desilusión profunda para ver lo bueno que me ofrece la vida, la botella practicamente llena y jamás vacía. Quiero sinceridad y aprecio, más cariño que amor, por que al fin y al cabo el amor viene y va.
Quiero y deseo aprender, porque siento que ahora soy más esponja de mar que nunca.

viernes, 30 de julio de 2010

CQC: Informando sobre tacones.

"¡Buenas tardes y bienvenidos a una nueva edición de Caiga Quien Caiga! El único programa presentado por tres mujeres, que por increíble que parezca, se llevan bien.”

Silvia Abril y Tania Sàrrias capitaneadas por la gran Ana Milán forman el nuevo trío de la cuarta generación CQC porque, como bien dice Ana: “Están pasando demasiadas cosas como para que Caiga Quien Caiga no vuelva."

Un programa, que tiene su origen en Argentina y en su versión española con el gran Wyoming y en otra cadena diferente a día de hoy, que no acaba de encontrar realmente su sitio a pesar de lo actual y divertido que siempre ha sido y que en mi opinión debería estar entre la programación diaria de Cuatro, pese a que es un programa de repaso semanal de noticias, con todo lo que está pasando podría ser bien bien un programa diario.

Edición tras edición apuntando directamente al blanco, lanzándose de cabeza a resolver el problema desde su origen -o al menos intentarlo-, la cara dura –u honestidad, según se mire…- de los reporteros, las queridas gafas que incluso el Rey tiene y desde la mesa enfundada en un traje blanco y negro de Armand Bassi, presentando. Realmente un traje con historia, tejido a base de secciones, noticias pero sobretodo risas y diversión. El buen rollo que siempre ha existido en la mesa de CQC ahora se crece con el cuadro espectacular que forman estas tres mujeres –según Santi Millán, afirmación que comparto- sin pelos en la lengua envueltas por una magia increíble que hace que lo que dice la una lo apunte la otra.

Desde los inicios del programa allá por el 1995 en Argentina, tan solo una mujer se había enfundado las gafas del CQC: Esti Gabilondo, a día de hoy una de las reporteras con más valor y atrevimiento que es recordada de blanco y negro desde que participo en el CQC emitido por LaSexta. Pero en ésta nueva edición, que vuelve a producir Cuatro Cabezas, no está sola. Irene Moreno, hasta el momento redactora del programa Sé lo que hicisteis..., debuta como reportera delante de las cámaras de CQC encargada de la sección Alcoholímetro Cultural además de otros reportajes. Realmente da mucho juego a todos sus reportajes el ácido y travieso humor que tiene. Y junto a estas dos mujeres tres reporteros más; Miguel Martín, recién sacado del horno del programa ¡Anda ya! de los 40 principales; Nacho García, actual cómico de la Paramount Comedy que ha trabajado en la redacción de El hormiguero; y Raúl Gómez, que ha participado en programas como Channel nº 4, El buscador o El método Gonzo.

La gran admiración que siento por Ana Milán desde hace años me impide ser completamente objetiva en lo que a su papel en el programa se refiere, pero he de decir que como eje central de la mesa no tiene precio y seguro que no soy la única que lo piensa. Tiene la mala leche justa para el centro de la mesa de CQC y es completamente cierto. Una mujer con carácter, realmente atractiva y muy pícara que, a veces, deja ver su lado más dulce en compañia de Tania y Silvia. Entre las tres reina un buen rollo y una química insuperables que traspasa la pantalla y provoca adicción a las complicidades que se originan en plató. Los domingos ahora son de bienestar, de carcajada constante y eso poca gente lo consigue.

El nuevo CQC llega con renovadas secciones como el CQTest, que ahora realiza Tania, el Curso de Etica Periodística; la mítica sección ahora realizada por Silvia Abril vuelve a poner los puntos sobre las ies en lo que a las malas costumbres de la profesión se refiere y se incluyen nuevas secciones como Trabajos forzados y Gente que no. Para beneplácito de muchos se recupera el horario dominical original del programa: todos los domingos a las 15:30, en Cuatro.

jueves, 29 de julio de 2010

El Mundial está en casa.

Todos lo creíamos pero pocos confiábamos plenamente en ello: Sí, el Mundial está en casa, está en España por fin.
Tantos partidos, tantos riesgos, la maldita maldición de cuartos de final... El primer partido y la tensión del momento, quizás la excesiva confianza de nuestra selección, nos llevaron a un juego casi deprimente contra Suiza y como consecuencia a la derrota por un gol a cero.
Incluso los poco futboleros siguieron a La Roja allá por donde iba. SurÁfrica se tiñó del moreno ibèrico y espectadores y también periodistas se trasladaron allí a cubrir el gran evento (Como CQC, el único programa de entretenimiento que ha vivido en directo el mundial).
Nos hemos volcado en esto, hemos tenido fe y nuestros chicos lo han logrado. Todo el país se ha unido en uno, por una vez no ha importado -mayoritariamente- si eres merengue o culé porque unidos hemos hecho historia.
Y entre los largos entrenamientos, los traslados del hotel al campo, las campañas y eventos publicitarios de la Roja, ahí estaba Sara Carbonero, la periodista y posiblemente la mujer más envidiada del mundial como corresponsal de "telecirco" -como diaria un amigo mio-. La profesional, que como consecuencia de su relación con el portero de la selección Iker Casillas, ha recibido más palos que las piernas de Iniesta en el partido contra Holanda. En lo que se refiere a este tema tan solo me queda recordar lo grande que es ésta pareja que con un solo beso ha logrado callar más de cien bocas, a parte de las suyas.
Un juego bonito, profesional y sobretodo limpio que nos ha permitido a todos los españoles a poder fotografiarnos con la copa del mundo tan solo a diez centímetros.


Gracias mister por el apoyo que les has brindado a nuestros héroes antes y después de cada partido -perdido o ganado-, gracias Reina por tus palabras, por ser un simple "speaker" que está con nosotros de corazón. Gracias Ramos por ponerte nervioso al central y por esos controles de infarto con el Jabulani. Xavi, Iniesta y Puyol, gracias por ser el trio de oro de mi selección, por el poderío, por los goles. Gracias Piqué por ser el gran damnificado de este mundial y por recorrerte el campo de arriba a abajo. Navas, gracias por esos ojos y la frescura que otorgas al equipo. Pedrito, Cesc, Torres gracias en definitiva por atacar con tanta fuerza. Villa, gracias por ser La Maravilla, el gol de la selección. Valdés, gracias por no haber jugado un solo partido después de cuartos, y a ti Capdevila gracias por el sentido del humor y por el gran juego que nos has regalado. Casillas, si me pongo a darte las gracias no acabo.

A fin de cuentas, gracias selección por el gran orgullo que siento al decir que soy española de corazón.

viernes, 23 de julio de 2010

Sueño y realidad.

Amanezco cada día por el placer de volver a verla. Fue solo cuando me rozó su pelo que sentí una caricia. Cuando besé su piel reconocí el sentido del gusto. Cuando la miré a los ojos... cuando la miré a los ojos me vi en ellos, tan puros, tan brillantes. Sus manos, adoré jugar con ellas; dedos de pianista, finos y sutiles como sus labios. Su lacio pelo largo y su sonrisa, su gran sonrisa. Los montes que se formaban en su espalda cuando estaba tensa, los que a mi me encantaba recorrer con los labios cuando dormía pero sin despertarla; y cuando lo hacía, su manera de mirarme. Y su voz, de la que ya no me acuerdo...
Mi papá me contó que un día voló, como quien sale de casa en busca de un estanco para comprar tabaco. Desde entonces cuando me cruzo con un establecimiento así, me quedo embobada mirando quien entra y quien sale, por si un día tú entras o sales y se da la casualidad de que me reconoces. Se que es imposible porqué vivimos en mundos distintos, pero a fin de cuentas quien no sueña limita su realidad.

miércoles, 7 de julio de 2010

Otro más.

Me ha vuelto a dar por pensar. No suelo hacerlo porque se los daños colaterales que acarrea el hacerlo, pero sinceramente no me siento bien y se que me sobra espacio por llenar alrededor con algo o con alguien. He pensado que quizás algún día os vuelva a ver, es un poco absurdo el creerlo pero sigo siendo la pequeña de la foto, un poco más alta pero con la misma sonrisa y desde luego el mismo corazón en el que están grabados a fuego vuestros nombres de este a oeste, de norte a sur, de todas las maneras posibles para que no puedan ser borrados. No es suficiente, lo sé. Todo al fin y al cabo se borra, se pierde, se olvida. No paró de sonar el teléfono después de lo ocurrido y siempre esperé que desde el otro lado, literalmente, me llegara la voz de uno de los dos. Ese momento no llegó y ¿para qué engañarme más?, no llegará. Al ir creciendo caí en la cuenta de que la mitad de cosas con las que yo soñaba de niña, no se podían cumplir y otras... otras guardaban relación con vosotros así que directamente tiré la toalla.
Me he parado a pensar en todo lo que tiene que ver con vosotros, todo lo que yo recuerdo y también lo que no. Erais la luz al final del túnel, la fuerza que me empujaba como cuando estás sentada en un columpio, los que me enseñaron a no parar, a saltar, a reír, a jugar y a soñar, a levantarme después de caer y a hacerlo siempre, una y otra vez por más veces que viera el suelo de cerca, a cantar, a actuar, los que me daban fuerzas para sacar de mi lo que realmente soy; a sacar lo peor de mi para poder corregirlo, a ser mejor persona día tras día... Y no recuerdo tu voz abuela, ni la tuya abuelo. No puedo recordar ni su timbre ni su entonación. No recuerdo los agudos ni los grabes, ni si quiera recuerdo la última palabra que cada uno me dijisteis. Recuerdo las palabras y la función de cada una, las ubico en un tiempo y en un espacio pero no en boca del emisor dado que, aquel día posiblemente el receptor no supo advertir la calidez e importancia del código del mensaje.
Ilusa la que no quiso ver en su momento que la vida es dura, amarga y pesa; y que no espera, no olvida y no perdona. Que te manda echar de menos lo que un día echaste de más.

jueves, 1 de julio de 2010

Viva la Vida.

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber qué hacer,
tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles solo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echar a alguien de menos sin
alegrarte, olvidar sus ojos, su risa,
todo porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen mas que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

Gracias, gran Pablo Neruda.

sábado, 19 de junio de 2010

Una relación pornográfica

Dice Juan Ribó que lo mejor que te puede pasar en el mundo del teatro es que pase el tiempo y lleves 25-30 años actuando y aun tengas esas mariposas en el estómago antes del estreno, a lo que Pastora Vega le contesta que está de acuerdo con él, que una tranquilidad excesiva es alarmante. Supongo que actuar sobre el mismo escenario que tu pareja también hace que veas las cosas desde otro punto de vista como les sucede a ellos en Una relación pornográfica el nuevo e insólito entreno nacional en Barcelona, en el Teatre Apolo.

La historia se explica mediante el recuerdo de ambos frente a un tercer personaje -incluido astutamente por el director argentino Manuel González Gil que además le presta su voz- que ejerce como el psicólogo de los dos en sesiones diferentes ya que han transcurrido 3 años desde entonces y no guardan relación alguna.
Él y ella se conocen a través de un anuncio en la sección de contactos de una revista -que él aún conserva- en el cual ella se describe físicamente y busca Un hombre para tener un encuentro puramente sexual y realizar la fantasía que ninguno de los hombres que había conocido antes había querido llevar a cabo con ella. Él decide acudir a la cita. Se encontraban cada jueves en el mismo café, la misma mesa y las mismas sillas. Incluso al principio, tímidos, se hablaban de usted -claro reflejo de lo frío, interesado y calculador del acto que ambos buscaban-.
Cada jueves el mismo retraso por no poder aparcar mientras ella esperaba tomando su café. Cruzaban dos palabras y marchaban a un hotel cercano. Siempre el mismo, la misma habitación, la misma cama y las mismas vistas, la misma locura y el desenfreno que con el paso del tiempo se convirtió en algo más que puro deseo sexual, porque no solo del amor nace el deseo, también al contrario y ellos lo demuestran a la perfección cuando parece que cada jueves se acerque un abismo lleno de miedo al compromiso, a sentir algo tan real procedente de un acto, en un principio, tan frío.

(Ella estaba allí esperándome como siempre y yo, como siempre, llegué tarde...)
-Lo siento, lo siento, lo siento. Imposible aparcar...
-Tranquilo.


(La noté preocupada...)
-¿Vamos?
-Hoy... hoy no me apetece; lo siento.
-Pero, ¿pasa algo, te encuentras bien?
-Si, si. Es simplemente que hoy no tengo ganas. Prefiero quedarme aquí y charlar, sol charlar.
-De acuerdo no hay ningún problema. Esto solo lo hacemos porque nos apetece, no hay que disculparse, ¿quieres tomar algo?
-Si, claro. Un café. No, no. Mejor, un descafeinado, gracias.
-Vale.
-Espera no, perdona. Mejor, mejor un té.
-De acuerdo, ahora lo traigo.
-Gracias.

-Aquí está, toma.
-Gracias.
(Me sentía muy a gusto con él, era como si... No, no podía ser eso, era algo imposible.)
-¿Te apetece salir del café, ir a pasear?
-¿Ahora? Pero si está apunto de llover...
-Hasta que llueva.
-Vale, paseemos.

-Cuéntame, ¿alguna vez has hecho una declaración a una mujer?
-¿Una declaración de que tipo?
-Pues una declaración de amor.
-Ah, no...
-¿Porque, nunca has sentido nada por ninguna mujer?
-Nada nada, no. Pero supongo que nunca he sentido algo así de fuerte por...
- Te amo, te amo como nunca he amado a nadie antes. Y sé que si me parara 10 minutos y lo pensara serenamente seguro que me daría cuenta de que esto que siento no es real pero es lo que siento aquí y ahora, y eso, eso es algo que nadie puede cambiar...
¿Estás llorando?
-No. ¿Te molesta ver llorar a un hombre?

-Claro que no. Me conmueve...


Deciden darse una semana para reflexionar sobre todo lo que está pasando, pero como él dice no hay nada que reflexionar. Y es así como el sexo y la pasión conducen al cariño, al miedo y al amor. A convertirte en un bloque de piedra que te incapacita, que no te deja pensar en otra cosa que no sea en el otro.



-No podía pensar en otra cosa, no podía ni siquiera hacer cosas. Incluso cuando me lavaba los dientes me quedaba pensando con el cepillo en una mano y la boca llena de dentífrico. Reflexionaba, no hice otra cosa hasta el jueves siguiente, incluso el mismo jueves reflexioné...
-Pero no había nada que reflexionar, ya estaba todo claro. La amaba a ella, y la quería junto a mí. Lo tenía decidido: quería que llegara el jueves.
Y cuando llegó el momento, el miedo hizo ver a cada uno en el rostro del otro la desilusión y la distancia inexistentes, el no que en ningún momento quedó dicho. El miedo les hizo perder una relación realmente maravillosa, algo tan profundo a esas edades que pocas veces se origina entre dos personas.
La obra es una verdadera tesis sobre el miedo al compromiso, el amor adulto y lo inesperado a veces de la vida. Incluye una puesta en escena sencilla pero perfecta para ambientar la historia y una banda sonora que sinceramente me enamoró. Pastora, una mujer muy, pero que muy elegante que encandila a cualquiera posee una voz realmente sensual que da un toque de erotismo a todo aquello que dice y hace que percibas detalles muy sutiles que se esconden en la sala, entre telones, suspiros y la tensión del público. Juan Ribó, que no flaqueó frente a la presencia de su compañera -tanto sentimental como profesional- hace un gran trabajo e interpreta al personaje de una manera muy natural. Pienso que ningún otro actor casaría tan bien con este papel.
La historia refleja lo que pasa cuando el amor verdadero nace de la pasión con la persona que te encuentras al girar la esquina. Pastora Vega, Juan Ribó no me queda más que decir que enhorabuena por éste gran trabajo porque como bien dicen el teatro es diferente cada día y porque es el único lugar en el que se puede crear algo diferente a diario. La función no es nada del otro mundo pero tiene una magia diferente que la sitúa entre mis preferidas y que hasta el momento encabeza la lista.



PD: En breve podreis disfrutar de un video de Pastora Vega y Juan Ribó en el programa de Buenafuente.

viernes, 11 de junio de 2010

Nine

Sólo me queda decir, grazie signore Rob Marshall por unir a seis divas en una sola voz por un solo maestro que hace de ellas el poder y la perdición de todo hombre y las convierte en el estilo y esencia del cine italiano, sin duda uno de los mejores de todo el globo terráqueo. Pese al encanto del film he de decir que un hilo argumental no habría ido mal. La interpretación de las siete actrices en las que se centra la película es excepcional, con un atrezzo -incluyendo vestuario, peluquería y maquillaje- realmente atractivo. El problema son los números musicales, que a excepción del de Claudia Jenssen (Nicole Kidman) todos se desarrollan en el set de rodaje de la "no pelicula" del gran maestro Guido Contini (Daniel Day-Lewis). El objetivo de la película parece ser dar a conocer la capacidad vocal de las actrices de entre las cuales tan solo destacan la musa Jenssen, Saraghina (Stacy Ferguson, "Fergie") la prostituta del pueblo en el que creció Guido y la reportera americana Stephanie (Kate Huson) que pese a que su voz suena, en cierto modo, algo contemporánea rompe con la monotonía en la que desemboca la película en alguna escena.

Nine es sencillamente una producción magnifica de la cual es posible que el espectador espere algo más -igual que de la aclamada Fama- en lo que a números vocales se refiere. La escenografía es tan deslumbrante como el estelar reparto que incluye, además de las anteriormente nombradas, a Penélope Cruz, que encarna a Carla la amante de Guido, a Sophia Loren, como la madre ya fallecida del gran Guido, a Judi Dench, la encargada de diseñar el vestuario de todas sus películas y Marion Cotillard, que encarna a Luisa, la mujer del maestro del cinema italiano.

Los veteranos guionistas Michael Tolkin y Anthony Minghella hacen un trabajo espectacular al adaptar un guión escrito para el estreno en 1982 de un musical en Broadway que a su vez ya era un remake de 8 1/2 de Fellini introduciendo nuevos números musicales en un film que dura aproximadamente 1 hora y 45 minutos. Posiblemente, si Nine hubiera tocado la cumbre del éxito como lo hicieron Moulin Rouge o Chicago, esas casi dos horas hubieran resultado ser 30 minutos de disfrute intenso, y no lo fueron.

Kate Hudson, in-cre-di-bi-le.

miércoles, 9 de junio de 2010

Olvídalo recordándome

"Recuérdame, mirándote a los ojos, apunto de besarte, atándome a tu vida. Recuérdame, alejándome de nuestro banco, dejando de estar sentada sobre ti. Olvídate de tantas conversiones, abrazos, palabras y momentos. Olvídalos, olvídame. Ha pasado mucho tiempo y sabes que no puede ser.
Y aunque parece casi imposible decir que no cuando te tengo enfrente, se acabó..."
Son estrofas, versos, fragmentos de algún libro y pensamientos que se agolpan en la mente de una niña de 17 años que perdió a quien la hacía sufrir y que aún así, no olvida. Esa niña sabe que la vida le regala momentos maravillosos, enormes y significativos, pequeños milagros que tiene el deber de aprovechar, por más que al final del camino, al son y al compás del tiempo, se conviertan en fotografías, en canciones, en servilletas manchadas de café intentando dibujar corazones y escribir alguna que otra inicial; en recuerdos. Y tendría que gritarte, esa niña, detenerte antes de que sea demasiado tarde y ya no puedas escucharla pero no; ella se muerde la lengua, se sienta en el portal y no puede entender porque llora. Tengo entendido que alguien se acercó a ella e intentó que la pequeña la mirara a los ojos. Fue capaz de frenar su incesante llanto diciéndole sin más: Dice una canción "y tú a lo lejos, te mantienes inerte pero con los ojos abiertos, viendo morir lo nuestro..." A la pequeña se le heló el corazón de tal manera que perdió conciencia de donde estaba, de todo aquello que hacía.
Y los hechos dicen que esa niña volvió del pequeño trance en el cual la canción la sumergió, se secó las lágrimas, abrazó a quien intentaba ayudarla y emprendió de nuevo un camino diferente al anterior, no tan complejo y algo más simple. Con menos carga sobre sus hombros, olvidando el ritmo, el compás y la letra de aquellas canciones, quemando fotos y servilletas escritas.
Dejando atrás una época en la que intentaba ser feliz dentro de un mundo de diferencias irreconciliables.